top of page

El manjar de Casimiro

El manjar de Casimiro


En 1948, el hotelero suizo Ueli Prager abrió el primer restaurante Mövenpick en Zürich. Su concepto de restaurante, basado en la sencillez, la innovación, la voluntad de servir y la pasión por la perfección culinaria y gastronómica, revolucionó la gastronomía suiza. En 1952, Ueli Prager puso el plato “Riz Casimir”, (el arroz de Casimiro en francés) en el menú. Un plato de ternera desmenuzada, salsa de nata con curry, trozos de plátano, piña y melocotón, aderezado con láminas de almendras tostadas y adornado con tiras de pimiento rojo servido en un anillo de arroz blanco de grano largo. La creación de Prager acertó con precisión el gusto de sus huéspedes. Cosas desconocidas como el curry, la piña y los plátanos, combinadas con cosas familiares como la ternera y la salsa de nata, fueron como el cielo en tierra para los suizos en el período de posguerra. El plato reflejaba la creciente prosperidad de Suiza y la nostalgia por viajar a sitios desconocidos.

Ueli Prager, una persona muy viajada, probablemente quiso servir a los zuriqueses, un plato con arroz que se suponía venir de Cachemira, un “curry”. Hoy en día, “Riz Casimir” nunca pasaría por un curry, pero en la década de 1950 nadie sabía lo qué era un curry. El plato a base de arroz blanco con su salsa de crema rica en especias de color amarillo cursi por la cúrcuma y frutas dulces, tenía un toque exótico y eso les gusto a la gente en aquellos tiempos. “Riz Casimir” se convirtió en uno des los platos clásicos de la cocina de Mövenpick. En 2002, aún se vendieron 80.000 porciones de “Riz Casimir” en los restaurantes de Mövenpick. El plato se encuentra hoy como especialidad de la casa en los menús de todos los restaurantes Mövenpick alrededor del mundo.

Los logros de la industria alimentaria y la creciente gama de productos ofrecidos por los minoristas, ayudaron a que la receta se convirtiera en un plato casero. En 1960, llego el arroz vaporizado al mercado europeo y cocer arroz se convirtió en un juego de niños, siempre salía en su punto. Maggi y Knorr reconocieron la tendencia y desarrollaron una salsa “curry” embolsada. Esto hizo posible que todo el mundo pudiese preparar el “Riz Casimir”, ya que la mayoría de los hogares de la época apenas tenían acceso a las especias para un curry. Gracias al éxito del mayorista Migros, las frutas en conserva se hicieron asequibles. Con el tiempo, la fruta pasó directamente a la salsa y sustituyó la carne. La receta más barata sustituía la fruta enlatada por manzanas y plátanos cocidos. Así se creó una comida económica para toda la familia. Frutas dulces en salsa amarilla llamativa con arroz blanco. Gracias a la salsa prefabricada, la fruta fresca o enlatada y el arroz vaporizado cocinado solo con sal, el plato siempre tenía el mismo gusto, cuajaba con seguridad y garantizaba a el ama de casa comensales satisfechos. El glamoroso “Riz Casimir” de Prager se convirtió en "Riis Kaasimir" en los hogares. Y todavía nos trae recuerdos de la infancia de los años 70.


24 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page